Cuadros | Ramo de Cabanillas
51207
page-template-default,page,page-id-51207,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland child-child-ver-1.0.0,borderland-ver-1.5.2,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

Ramo de Cabanillas

 

EL  RAMO  DE  CABANILLAS

Es una composición en honor del Cristo, las estrofas introductorias son las comunes en la zona, pidiendo licencia para cantar y orden entre los presentes.

Dedica la mayor parte de la composición a la Pasión y a la maldad de los hombres con una mención a la intercesión de la Virgen del Rosario. Algo apocalíptico pues vaticina grandes calamidades como castigo divino. Entre ellas las “llamas de fuego” y “tormentos de agua”.Las dos calamidades ,las quemas y las inundaciones eran vividas de cerca por los vecinos de Cabanillas con la particularidad que aquí se les da una connotación de castigo divino entre otras causas “debidas” a las blasfemias. No relata episodios de la Pasión sino que hace mucho hincapié en la función salvadora y expiadora como si se fundiera los sermones sobre el Salvador que se dirían en la parroquia para el patrón y los propios de la Pasión y de la Vera Cruz que se dirían en la ermita.

Entre los recursos literarios llama la atención le mención del poderoso “”brazo, de la “mano” del Cristo y de la “mano” del cura, de las dos se pide la bendición. Para el ribereño curioso es interesante esta figura de la “mano”. Está en el retablo de Santibáñez y en el salón de actos de Buen Suceso.

La mayor parte del texto se presenta como si el Cristo se dirigiera al devoto que le contempla, en una especie de “mira como estoy por vuestra culpa”.Antes de la última limpieza de la imagen se exageraba el aspecto saguiñoliento que sin duda le hacía concordar con la mentalidad de la época.

Una mención al Juez para que ponga orden, otra al mayordomo para que tome el ramo y un mandato a los cofrades de un avemaría y un credo, nos recuerdan que estamos e una función de cofradía.

Pese a su caracter popular no se aprecian inexactitudes de tipo histórico, salvo la de “padeció treinta y tres años” que obviamente  no es exacta, además el verso “por temor de la vida” no tiene sentido, más parece que se trata de una corrección posterior en la cual no se tuvo en cuenta el hilo argumental, ni los tiempos de los verbos coinciden, por lo que podemos convenir que es una interpolación desafortunada realizada por alguien que no reparaba en el esquema general del texto.Podemos especular que el texto origina fuera así:

Por salvarte vine al mundo

padecí y fuí crucificado

a los treinta y tres años

véme con temor de la vida.

Como opinión de conjunto podemos decir que es interesante porque sintoniza con la idea muy pasional que las cofradías de la Vera Cruz diseminadas por todas partes tenían de la religión. Sin olvidar la complementariedad con la parroquia desde donde se difundía la idea más teórica de El Salvador en su dimensión doctrinal más amplia y más amable como vemos en el retablo y pinturas al fresco de la iglesia parroquial.

En la intercesión que se relata por parte de la Virgen del Rosario, no queda claro si es atendida o a pesar de ella los castigos siguen vigentes.Más parece que donde dice “viendo a su precioso hijo por todo el género humano” quiere decir “pidiendo a su precioso hijo etc..”

En la despedida se le pide la bendición al Cristo y al cura. Como es habitual en todos los ramos de todos los lugares menos en Cuadros que se le pide la bendición PARA el cura (no AL cura)

Tampoco aparece el concepto de ofrenda ni de obligación que aparece en otros ramos. Se diría que al ser un ramo sobre una devoción  relativamente moderna (s.XV la Vera Cruz) no incluye tradiciones paganas como las ofrendas de frutos.De ser cierto, como parece, que anteriormente la ermita fue un oratorio de Ánimas, tampoco encajaría mucho la ofrenda de frutos.

Santos días señor cura

y a Jesús crucificado

y a todos pido licencia

para cantar este ramo

Al señor juez le pedimos

con muchísima humildad

que nos desvíe la gente

y nos deje caminar.

que nos desvíe a la gente

y nos deje caminar

a ver al bendito Cristo

que está puesto en el altar.

A ese bendito Cristo

que está puesto en el altar

le ofreceos este ramo

con muchísima humildad.

A Jesús piadoso

y a la diestra de Dios Padre

con cinco llagas abiertas

por todas vertiendo sangre.

-Aquí me están escupiendo

aquí me están azotando

las espinas de mi corona

ya me están martirizando.

No quieren creer los sabios

que al mundo le estoy mandando

y ahora llegará el día

que el mundo ha ser castigado.

Con vivas llamas de fuego

muchos pueblos serán quemados

y otros con tormentos de agua

han de ser arruinados.

Con pestes y enfermedades

y muchos males extraños

muchas muertes repentinas

y otros ejemplos varios.

Todos y estos castigos

serán del cielo mandados

para que veáis que hay

una poderosa mano.

Cristiano cuanto me cuesta

ingrato que mal me pagas

pues estas son tus injurias

las que renuevan tus llagas.

Enmiéndate pecador

y no vivas engañado

arrímate a las llagas

de mi sagrado costado.

La sangre que yo vertí

es para lavar tus pecados

yo no puedo resistir

peso de tantos agravios

Por salvarte vine al mundo

padecí treinta y tres años

y por temor de la vida

verme aquí crucificado.

En esta Cruz expirando

clavado de pies y manos

ahora maldicen mi nombre

estos impíos malvados.

No quieren creer que hay Dios

que ha de venir a juzgarnos

maldicen hasta a la Virgen

de la Iglesia y de los Santos.

De la hostia y la patena

y del cáliz consagrado

donde se celebra mi cuerpo

en el sacrificio santo.

Esta soberana reina

Virgen pura del rosario

viendo a su precioso hijo

por todo el género humano.

Que detenga el castigo

de tu poderoso brazo

que por las muchas injurias

lo tenían decretado.

-Madre de mi corazón

yo en nada os he faltado

bien ves que los pecadores

me ofenden a cada paso.

Pedimos a los hermanos

de esta santa cofradía

que en gloria de estos romances

recen un ave maría.

Un credo al bendito Cristo

en memoria de su pasión

que ha derramado su sangre

por darnos la salvación.

Levántese el mayordomo

si en el templo está sentado

de manos de estas doncellas

ponga a Jesucristo el ramo.

Adiós al bendito Cristo

que es más brillante que el sol

con tu mano poderosa

échanos la bendición.

Adiós al bendito Cristo

más brillante que la luna

pedimos la bendición

de manos del señor cura.

 

fin

ramocabanillasdetalle

Detalle decorativo en el Ramo de Cabanillas. Son unos círculos que ocupan tres de las cuatro caras, de las dos “S” que hacen función de escuadras. Están trazados con distancia iguales, su finalidad es decorativa tal vez como boceto para flores. No se terminó la serie lo cual induce a pensar que no gustaron ni al propio artista. Las pinturas han contribuido a ocultarlas. Otra posibilidad es que se emplearan como muescas para contar algún hecho, por eso no están trazadas en toda la superficie disponible, que sería lo lógico.

cuadrosleon.com (web no oficial) © 2015 Todos los derechos reservados • Política de Cookies • Desarrollado por DANTIA Tecnología

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al aceptar entendemos que atiendes a nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR