Cuadros | El Paso Honroso
50675
page-template-default,page,page-id-50675,eltd-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,borderland child-child-ver-1.0.0,borderland-ver-1.5.2,vertical_menu_enabled, vertical_menu_left, vertical_menu_width_290,smooth_scroll,paspartu_enabled,paspartu_on_top_fixed,paspartu_on_bottom_fixed,vertical_menu_outside_paspartu,wpb-js-composer js-comp-ver-4.7.4,vc_responsive

El Paso Honroso

 

EL  PASO HONROSO

Diez de Julio de 1434. D. Suero de Quiñones defendió el Paso Honroso, manifestación de caballería deportiva. Es deportiva porque entre los luchadores no median odios ni asuntos pendientes que saldar. Es deportiva porque se atiene a unas reglas previamente determinadas y porque de antemano se dota de jueces especiales, distintos de los ordinarios, a los  que pudiera tener derecho si sufrieran daños los contendientes, que renuncian a ellos.

el_pas1torneo Juan II

El paso de armas es un espectáculo propio del s.XV. No es un torneo porque no hay cuadrillas ni bandos. No es una justa porque estas son de un caballero contra otro. No es una “batalla a todo trance” porque estas tenían carácter jurídico y se basaban en agravios personales.

El paso de armas tiene las siguientes características:

-Un sólo caballero prohíbe (galicismo de defende) o defiende un espacio impidiendo acceder a él al resto de caballeros. Es el mantenedor que ayudado por algunos más anuncia su reto al resto de caballeros de cualquier lugar. Anunciando también las condiciones, armas y reglamento de la prueba. Los caballeros que decidan hacer frente al mantenedor son llamados aventureros.

-La duración del paso de armas era limitada y el número de lanzas rotas limitado, cumplido el cual se consideraba terminado.

Los antecedentes literarios son claros. Desde el s.XII en la novela francesa un caballero era fiel a una promesa religiosa o amorosa. Es el tema del Amadis de Gaula castellano. En el s. XV la sociedad estaba en proceso de cambio, de nobles guerreros a nobles cortesanos, la burguesía cobraba importancia, la nobleza hacía alarde de los valores que defendía mediante estas demostraciones que representaban los ideales tradicionales, procedentes de la época anterior en la que la Caballería había tenido eficacia. Mucho tiempo después, por eso nos ha llegado hasta nosotros tan pormenorizado, seguía poniéndose como ejemplo de caballero a D. Suero.

En Valladolid 1428 hubo otro paso famoso el “Paso de Fuerteventura”. Son tiempos de D. Álvaro de Luna, valido todopoderoso del rey. Tiempos revueltos. El mismo D. Álvaro acabo colgado de una argolla en la calle principal de Valladolid.

el_pas8palenquetorneo

Floresta preparada al lado del puente para realizar una recreación del Paso en las fiestas patronales de H. de Orbigo, a primeros de Junio .

El Paso Honroso   se presenta con pretexto sentimental y con la estética al gusto de la época, sin olvidar que al tratarse de un segundón su manera de hacer fortuna eran las armas, este medio no le había sido favorable porque se había producido una retirada estratégica en el sitio de Granada después de un terremoto, con lo que la oportunidad de honores y riqueza se había esfumado de momento. A la vez que diestro con las armas era un poeta discreto, como se apreciará después en este Web.

D. Suero está prisionero de amor por una dama, para quede claro se coloca una argolla al cuello, en señal de no ser dueño de sí mismo sino pertenecer a otro, como un esclavo o un animal al que encadenan cuando su amo quiere.

Esta argolla al cuello se convirtió en el símbolo para todos, de forma que los jueces también la llevaban en señal de protagonismo en el evento. La fecha escogida , en torno al 25 de Julio, festividad de Santiago y domingo aseguraba la afluencia de público y  de paso  asociaba el hecho a los valores de lucha propios de Santiago.

Un notario real levantó acta detallada de todo lo sucedido. Dichas actas se guardan en el Escorial “para ejemplo de generaciones futuras”

Todos los días , acabada la jornada se pasaba un informe al rey y al padre, D. Diego, en la fortaleza de Jamuz.

Cabe añadir que el apasionamiento del momento dio lugar a lo que hoy consideraríamos parcialidad, algunos contendientes eran catalogados injustamente y poco deportivamente, además se dio por terminado sin haberse cumplido el objetivo de romper 300 lanzas . Sólo se rompieron 177. Particularmente D. Suero sólo rompió once lanzas. Si el caballo de D. Suero se espantaba se esperaba que el contrario cesara su ataque. Si por el contrario es el caballo del contrario el que se espanta, es motivo de mofa. El promotor por lo tanto tenía al público de su parte.

En uno de los encuentros,27 de Julio, el caballero Juan de Merlo (citado en El Quijote) hirió a D. Suero y lo inutilizó para el combate. Lo que sí se consiguió fue realizar una exhibición de valor y un espectáculo al gusto de la época.

La fama del Paso Honroso transciende su época, hasta el punto de figurar en el Quijote como prototipos de caballeros andantes, D. Suero mantenedor, D. Juan Merlo por su valor y D. Gutierre por sus desplantes para con D. Suero que terminaron con la muerte de D. Suero a manos de D. Gutierre años más tarde(1458) entre Barcial de la Loma y Castroverde..


Hoy día las actas del Paso son un documento excepcional, por la información de todo tipo que aportan y como condensación de la manera de pensar del s. XV. Inicio del Renacimiento en Europa.

D. Suero era hijo segundo de D. Diego Hernández de Quiñones, Merino Mayor de Asturias, señor de Luna, señor de Ordás y señor de Valdellamas

Con D. Suero luchaban 9 caballeros que consideraban un honor luchar a su lado, para uso interno del grupo tenían este lema: “que la razón sea señora y que el deseo obedezca”.

El anuncio del encuentro se hizo ” por las más partes del universo mundo”. D. Suero tenía 25 años. El nombre de la dama por la que luchaba no se sabe. Reinaba Juan II, siendo su valido Álvaro de Luna. Una condición puesta de antemano era que ni el rey ni D. Álvaro podían entrar en la liza

Ilustración del Paso Honroso en un texto escolar de Callejael_pas10torneoaguafuerte

Los peregrinos pacíficos se atemorizaban y creían que D. Suero les impedía el paso por el Camino. No era exactamente así  Había avisado que el que no se metiera en el recinto podía dando un rodeo, continuar su camino. De todas formas los peregrinos curiosos acudían a ver el espectáculo.

Desde Enero que obtuvo el permiso real hasta Julio que comenzaron los hechos, todos los esfuerzos se dedicaron a hacer acopio de intendencia necesaria. 300 carros de bueyes trasladaron madera desde Luna, Ordás y Valdellamas para cadalsos y demás necesidades. 22 tiendas de campaña se montaron en una floresta, chopera ubicada en una isla del río. Algunas tiendas tenían acceso directo al río.

A la salida de León, en el puente San Marcos, se colocó un muñeco vestido portando un letrero que decía “POR  AY  VAN AL  PASO”.

el_pas2puente

Río, puente, floresta (chopera) y al fondo el pueblo . Dos columnas en el vial del puente rememoran la hazaña

El coste económico es considerable porque todo corría a cargo de D. Suero, incluso los hospedajes de personas de honor que venían a honrar el acto. La familia Quiñones estaba muy espléndida y en su momento de afianzamiento, el siguiente monarca Enrique IV los nombró Condes de Luna, título que llegaría a tener entre otros los “Estados de Luna” hasta la abolición de los señoríos siglos después.

La mecánica de inscripción consistía en entregar la espuela derecha los caballeros y el guante derecho las damas, a partir de ese momento se consideraban inscritos en el Paso de Armas. La espuela o el guante les eran devueltos en el encuentro de armas o en señal de haber sido rechazada su admisión. En la figura sujetando la espuela derecha.

Los primeros problemas surgieron cuando les fueron quitados los guantes a damas cuyos maridos no estaban dispuestos a pelear por ellas. Intervinieron los jueces y se devolvieron los guantes.

El caballo de D. Suero llevaba bien visible un lema “il faut deliberer”, es preciso luchar. Una vez más se aprecia la influencia francesa. Contra los diez defensores combaten 68 aventureros.

Antes de comenzar la lucha se daba un pregón avisando que “a quien diera voces de señal se le cortaría la lengua” y a quien “hiciera señales con las manos se le cortarían las manos”. La primera pelea se celebró entre D. Suero y el  Caballero de la Floresta Bermeja. Rompieron tres lanzas, una de ellas camino del corazón del de Floresta Bermeja.

El segundo día un criado animó a D. Suero con gritos de ” a por él, a por él”. Los jueces ordenaron cortarle la lengua. Al final se le conmutó la pena por 30 palos y la cárcel.

D. Suero pasó momentos apurados, como el que se colocó arnés sencillo, cubierto con camisa de tela que después entregaría rasgada a la dama, pero el contrario se percató y escogiendo un lanza de las más pesadas que traspasó el arnés de D. Suero le dejó trabado. Asombro general y temor por la vida de D. Suero. Pero este gritó “¡No es nada , no es nada, Quiñones, Quiñones!…..” con lo que tranquilizó a los presentes y puso de su parte al público. La versión oficial fue que “era vileza tomar lanza pesada contra caballero con arnés sencillo”. Lo cierto es que la lanza usada por el contrario era reglamentaria y que una de las bravatas de D. Suero era despojarse de parte del arnés, incluso en la guerra seguía esta táctica de ofrecer al contrario una parte aparentemente desprotegida, con ello conseguía la admiración de sus compañeros y le servía de señuelo para predecir el punto de ataque del contrario. En este lance estuvo a punto de costarle la vida, y su carácter de promotor le granjeó el favor de los jueces pero lo cierto es que le habían negado varias veces su pretensión de luchar con arnés incompleto. Incluso un día fue arrestado en su tienda por su contumacia en el empeño de luchar a brazo descubierto. En la figura D. Suero ansioso por medirse con su contrario. El vestíbulo del Hotel Conde Luna se ha convertido en lugar de visita para contemplar el mosaico que refleja el Paso Honroso.

Otra escena pintoresca es la del caballero que al verse herido en el suelo, teme por su vida. En alta voz prometió al cielo no volver a amar monjas pues era el amor de una monja el que le había traído hasta allí. Escándalo general.

D. Diego de Mansilla recibió tal lanzada que al extraerle el palo brotó un chorro de sangre, tan cruda resultó la escena que un espectador se desmayó y fue muy costoso volverlo en sí.

 Actualmente una empresa distribuidora de combustible utiliza a D. Suero como emblemael_paso4marcacomercial

 D. Gutierre no acepta la tienda que el brinda D. Suero para hospedarse. Planta la suya frente a la de D. Suero y no respeta los turnos establecidos para los encuentros, eran dos personalidades arrolladoras que actuaban siempre con actitud retadora especialmente entre ellos, tarde o temprano uno de los dos moriría a manos del otro. A D. Gutierre se le obligó a cambiar de silla por suponer la que llevaba ventaja de altura. D. Gutierre resultó herido.

Entre la escenas pintorescas, no ejemplares, que corrían de boca en boca como ejemplos de cobardía para diversión de las gentes y para revalorizar por contraste los gestos de valor , cabe destacar algunas.

D. Gonzalo se niega a justar por haber bebido agua fría. D. Alfonso se retira por entender que estaba acabado el encuentro. Ordoño pide permiso para salir de la liza y no vuelve en todo el día. Dos damas se niegan a entregar el guante. Un trompetero de Lombardía reta al trompetero oficial, para aclarar quien de los dos es el mejor trompetero del mundo, al final, oído el oficial,  el retador se da por vencido y se retira.

A primeros de Agosto todos los mantenedores estaban heridos. Si alguien moría no recibía liturgia solemne por haber muerto en reto.

el_pas7velazanetti

Con los caballos también hubo problemas. D. Juan de Portugal al ver que su caballo se espantaba de los sonidos de las trompetas, emborrachó al animal con vino con lo que consiguió entrar en liza. El vino también debió llegar al caballero porque una vez dentro no hubo manera de que se retirara, profiriendo grandes voces porque quería seguir luchando, se ordenó tapar sus voces con el sonido de las trompetas…..

En el acto de clausura (9 de Agosto) los jueces quitaron la argolla a D. Suero liberándole de su prisión. Se devolvieron las espuelas a los que no habían luchado por falta de tiempo. D. Suero viajó a Santiago y ofreció un brazalete de oro y la argolla del cuello a Santiago.  Ambas joyas se conservan actualmente.

Don Quijote dice al canónigo, que le intenta convencer de que las novelas de caballeros andantes, son ficciones y burlas :

“Dígame que no es verdad que fue caballero andante D. Juan de Merlo, conquistador del Paso, Pedro Barba, juez del Paso, Don Gutierre de Quexada de cuya línea desciendo por línea directa de varón……Dígame que fueron burlas las justas de Suero de Quiñones del Paso….”

Hemos podido sacar la conclusión de que D. Suero era un ser violento,  provocador. Nada menos cierto, cuando descabalgaba y se quitaba el arnés su pluma era tan sensible y conocedora de la técnica del verso que nos ha dejado, entre otras estas muestras:

Que de noche ni de día

mi persona non reposa

Et vos cruel et fermosa

causades la muerte mía

O esta otra:

Y si razon no es perdida

ell amor es de tal suerte

ca  quien se da, da la vida

y a quien se niega la muerte

el_pas3caballeroydamaPara el historiador Aguadé esta nobleza culta del siglo XV, que compraba libros, que no había ido a la universidad pero estudiaba la historia, encabezados por el Marqués de Santillana y por Nebrija , hicieron posible el resurgir de la ciencia en el XVII y el desarrollo actual.

Montante de Don Suero conservado en el Museo del Ejercito de  Madrid con su nombre grabado en la hoja, manejado con las dos manos, se empleaba para abrirse camino en la batalla.

el_pas5espadadsuero

La inscripción en la hoja dice SUERO QIÑONES ORBIGUS PROPUGNATOR / JOHAN II ANNO DIMINI MCCCCXXXIIII.

Dicha grabación en aguafuerte fue un añadido bienintencionado pero con poco respeto para la pieza por ser una agresión. Estuvo bañada en oro, supuestamente es un donativo de Juan II. Longitud 92 com, 3,3 de ancho, dos tercios con un filo, tercio final dos filos. El lebrel además de untrabajo artístico tenía finalidad agresiva, porque podía usarse para propinar al contrario un golpe “con puño de hierro”.

El Duque de Rivas escribió cuatro cantos al Paso Honroso.

.el_pas9gala

cuadrosleon.com (web no oficial) © 2015 Todos los derechos reservados • Política de Cookies • Desarrollado por DANTIA Tecnología

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.
Al aceptar entendemos que atiendes a nuestra Política de Cookies.

ACEPTAR